Archive for the ‘anuncios jocosos’ Category

¿Tachyones?

mayo 23, 2007

No, amigos y vecinos. Los del título no son unos tacos grandotes. Los tachyones o taquiones (como cualquier lector con un bagaje decente de CF se los podrá decir) son unas partículas hipotéticas supralumínicas.

Hoy me encontré el siguiente letrero en el centro de Coyoacán, al lado de una librería de nombre Ararat (ya decía yo que los charlatanes de mi nueva zona postal si se dan un quien vive con mis exvecinos Carlos Trejo y el brujo mayor).

Debido a que aún no hallo chamba estoy tentado a dedicarme a aprovechar la credulidad y la desinformación de los visitantes y habitantes de la zona para hacerme con su lana. Armaría yo una máquina de toques y gritaría por las calles del centro de Coyoacán:

- Se veeendeeeen electroooonees calientiiiitos.

La ventaja que yo tendría sobre mi distinguida competencia es que los electrones, a diferencia de los taquiones, no son hipotéticos. A quien pusiera en duda la contundente realidad de mi mercancía le propondría meter un tenedor en el contacto eléctrico que tenga más a la mano.

Buen consejo

mayo 15, 2007

Hace poco entré a una iglesia (la que está en Madero e Isabel la Católica en contraesquina de El Estanquillo) a buscar inspiración.

No entré esperando a que me iluminara alguna entidad supernatural de esas que muchos creen que viven en el cielo cuidándolos de ruina, muerte y destrucción. Entré para hallar de qué pitorrearme.

Y no salí con las manos vacías.


El de la foto es el mejor consejo que he encontrado en el interior de una iglesia por varias razones. Primero, advierte de una realidad que todos conocemos pero que luego no se discute en aras de la corrección política: la iglesia está llena de ladrones.

Además, aclara a los feligreses que diosito no se va a hacer cargo de sus pertenencias y que cada uno las tiene que cuidar. Eso da pauta para que se extienda esa idea a todos los ámbitos de la vida y se comprenda de una vez lo inútil de rogar para que algún superpoderoso imaginario intervenga para mejorar la existencia de uno.

Caminando por Miguel Angel de Quevedo

mayo 8, 2007

Al sur de la ciudad me encontré esta muestra de conversión publicitaria ciudadana.

He oido a burócratas del marketing, atolondrados de pura autocomplacencia, llamar a esto vandalismo.

En este caso ese juicio es un error. La intervención anónima consistente en pintar calaveritas en jetas anónimas y anodinas de dizque clientes de HSBC mejoró -y mucho- una imagen sin chiste. HSBC debería usarla para vender seguros de vida.

2 dislates 2

marzo 23, 2007

Adsense a veces trae buen material para pitorrearse. Pero los anuncios más jocosos siguen siendo los que me encuentro fuera de internet.

1. Buscando chamba en el paupérrimo aviso oportuno del Reforma.


GNP no especificaba si la excelente presentación consistía en que las viudas se vistieran de ejecutiva o de luto para meterle miedo al cliente.

2. De visita en un multifamiliar en Tlalpan.


De acuerdo a ese cartel es posible resolver todo tipo de broncas mediante una especie de licuado.

Vean.

Y con esto recordamos que la tele y el radio no son los únicos medios de promoción de magufería y estupidez. Y tampoco son los más insidiosos.


Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.